cloudfront.net
Menu
Secciones
logoMenu
    Suscríbete  >
icono Google Plus
icono Youtube
icono Twitter
icono Facebook
icono Búsqueda icono Cancelar
icono Búsqueda
icono Cancelar
 
Logo Estadio
Cancelar
¡Bienvenido!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe noticias, datos estadísticos y promociones exclusivas para suscriptores
* Campos requeridos
Capital Menú
Logo Estadio
capitalDigital
capitalPrensa
capitalRadio
capitalTv
+Acción

Atletas vuelven a su realidad

Maya DiRado no tendrá descanso tras sus cuatro medallas. Foto: AP
Lunes agosto 22, 2016 Hace 3 meses

Algunos medallistas tienen que olvidar el deporte y regresar al trabajo o a la escuela

 

 

Los Juegos Olímpicos de Río llegaron a su fin y para muchos atletas es el momento de volver a su realidad.

Estados Unidos terminó en el primer lugar del medallero por segunda edición consecutiva al concluir con 121 presas, su mayor cantidad desde Los Angeles 1984, cuando finalizó con 174.

En las medallas de oro igualaron su actuación de hace cuatros años en Londres al cerrar con 46, pero esas estadísticas se quedarán en el pasado, ya que la vida continúa para las nuevas estrellas o leyendas del olimpismo.

Algunos tendrán la fortuna de tomar un merecido descanso, mientras que otros no tendrán un respiro, como es el caso de muchos deportistas americanos, ya que sus deportes no pagan tan bien como otros.

La nadadora Abby Johnston tiene que continuar su carrera de medicina en la Universidad de Duke, mientras que el esgrimista Gerek Meinhardt tiene programado aterrizar este lunes en su país y el martes presentarse en la empresa de consultoría en la que trabaja.

“Estoy feliz de regresar, ha estado fuera mucho tiempo. La empresa me ha apoyado mucho y será muy divertido llevar la medalla de bronce y festejar con mis compañeros”, declaró Meinhardt.

La nadadora Maya DiRado, quien ganó cuatro medallas en este juegos, tuvo que hacer el papeleo de su nuevo empleo el mismo día que ganó una de sus preseas doradas.

Muchos atletas de la delegación estadounidense siguen estudiando, por lo que no tendrán ningún descanso en su rutina diaria. La tiradora Ginny Trasher estudia ingeniería en West Virginia, mientras que la nadadora Lilly King seguirá su carrera de educación física en Indiana.

En unos meses, las apariciones de los medallistas comenzarán a desaparecer de los comerciales, programas y noticieros. Al igual que sus medallas, su fama se irá perdiendo y sus logros sólo servirán para motivar a otros. Se darán cuenta que ganar una medalla no cambia tanto su vida como hubieran pensado.

Después de tantos sacrificios, el fin de los juegos puede ser muy duro para algunos, especialmente para los que no lograron su meta. Este lunes inician cuatro años de realidad para muchos atletas en todas partes del mundo y no sabemos si los volveremos a ver en Tokio 2020.
¿Sabías qué?

Estados Unidos ganó un total de 239 medallas en St.Louis 1904
Síguenos en Twitter: @EstadioDiario

RVT

Newsletter
NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Suscribirme >
OPINIÓN
SÍGUENOS
Facebook
Icono Facebook /ESTADIODIARIO
Twitter
Icono Twitter @ESTADIODIARIO
Youtube
Icono Youtube ESTADIODIARIO
RECOMENDADO