cloudfront.net
Menu
Secciones
logoMenu
    Suscríbete  >
icono Google Plus
icono Twitter
icono Facebook
icono Búsqueda icono Cancelar
icono Búsqueda
icono Cancelar
 
Logo Estadio
Cancelar
¡Bienvenido!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe noticias, datos estadísticos y promociones exclusivas para suscriptores
* Campos requeridos
Capital Menú
Logo Estadio
capitalDigital
capitalPrensa
capitalRadio
capitalTv
Selección Mexicana

5 errores tácticos que privaron a México de llegar al quinto partido

Diseño sin título (1) 

Sexta ocasión que México no rompe la barrera de los octavos de final

Por séptimo Mundial consecutivo la Selección Mexicana vio frustradas sus aspiraciones de romper la barrera de los octavos de final, ante Brasil fue superada claramente y el Tri tendrá que volver a casa como cada cuatro años, con el mismo final y también con errores tácticos que derivan en la eliminación de la Copa del Mundo.

Desde 1986, año en el que por única vez alcanzó los cuartos de final nunca pudo volver a disputar esa instancia en los Mundiales y en la mayoría de los casos siempre hubo un factor que llegó desde la dirección técnica del combinado nacional que terminó influyendo directamente en el resultado.

En México 86′, el Tri de Bora Milutinovic tenía todo a favor incluso para llegar a semifinales, jugó con una Alemania que estaba fundida por el calor de Monterrey y el entrenador serbio armó un equipo con vocación sumamente defensiva, con dos medios de contención y para colmo, una de las figuras del Tri en ese Mundial, Tomás Boy se lesionó y lejos de sustituirlo con un jugador de características ofensivas, ingresó Carlos de los Cobos en funciones más defensivas. El resultado lo conocemos todos, México tuvo que ver el resto del torneo por TV.

Luego de la suspensión de Italia 90′ por el tema de los ‘Cachirules’, México volvió a las Copas del Mundo en Estados Unidos, avanzó como primero de su grupo y su rival en octavos de final era la Bulgaria de Stoichkov, en teoría la mesa puesta para meterse a cuartos de final. El partido lo empezó perdiendo el Tri, Aspe empató el marcador y el juego se tuvo que ir a los tiempos extras, ahí con el calor de Nueva York, los jugadores búlgaros la pasaban mal y sin resto físico, Miguel Mejía Barón quiso meter a Hugo Sánchez, el delantero se negó a entrar y el ‘Doctor’ decidió no hacer cambios dejando en la banca a delanteros como Carlos Hermosillo y Luis Miguel Salvador. Sin Luis García que se fue expulsado, México se quedó sin armas y en penales quedó eliminado.

En Francia 1998 la historia fue casi la misma, México alcanzó los octavos de final y se volvió a encontrar con Alemania, solo que al principio el guión fue un poco diferente, Luis Hernández adelantó al Tri y minutos después tuvo el 2-0, Arellano también pudo aumentar el resultado. Manuel Lapuente ese día decidió “innovar” poniendo de marcador central a Raúl Rodrigo Lara en un puesto que le era ajeno pues su puesto natural era medio de contención, la tarea lucía complicada pues tenía que marcar a Jurgen Klinsmann y a Olivier Bierhoff. ¿El resultado? Alemania dio vuelta al marcador en diez minutos, con evidentes fallas en la marca de Lara y el torneo se terminó para México.

La historia se repitió cuatro años más tarde, México hizo una muy buena fase de grupos y en la siguiente ronda el rival era Estados Unidos, una vez más la mesa servida para llegar a cuartos. Ese día Javier Aguirre se puso nervioso con el gol estadounidense, Ramón Morales que hasta ese momento le pegaba un baile a Eddie Pope y Claudio Reyna por ese costado de la cancha, dejó su lugar para darle entrada a Luis Hernández que ya no pasaba por sus mejores años, la ecuación no funcionó para el entrenador y por si algo le faltara llegó el 2-0. Cuando quedaban diez minutos, el juego exigía más gente de ataque, Aguirre hizo entrar a García-Aspe, dejó en la banca a Francisco Palencia y otra vez, adiós quinto partido.

En Alemania 206 quizá fue la única ocasión en la que realmente se estuvo cerca de meterse entre los mejores ocho del torneo, ahora el rival era la Argentina de Riquelme, Aimar, Cambiasso y Hernán Crespo. El Tri arrancó ganando con el gol de Rafael Márquez pero cuatro minutos después lo empató Crespo. El juego fue muy parejo, con muy buenos pasajes de futbol del equipo de La Volpe. Durante el segundo tiempo, el ‘Bigotón’ hizo cambios pero al quemar su última bala, metió a Sinha para tratar de tener el balón y dejó en el banco a delanteros como Omar Bravo y al ‘Guille’ Franco. Los 90 minutos no fueron suficientes y el juego se fue a la prórroga, ahí apareció Maxi Rodríguez para hacer un golazo y depositar en un avión a México. 2-1 y una vez más afuera por desiciones tácticas.

En Sudáfrica 2010 la historia desde la dirección técnica no cambió y tuvo un protagonista del pasado reciente de la Selección Nacional. Javier Aguirre era de vuelta el entrenador, los clasificó a octavos de final pero terminaron en segundo lugar tras perder ante Uruguay en el último partido de la fase de grupos. El segundo puesto los mandó a jugar, como cuatro años atrás con Argentina. El ‘Vasco’ movió el tablero de forma irrisoria y puso como titular al ‘Bofo’ Bautista que literalmente caminó sobre la cancha los 45 minutos que “jugó”. El combinado de Maradona cocinó el partido en 30 minutos (con un gol en claro fuera de lugar incluido). México intentó reaccionar pero Aguirre decidió que Cuauhtémoc Blanco y Carlos Vela, vieran el resto del partido desde la banca mientras el Tri se despedía de la Copa del Mundo.

Hace cuatro años las cosas no cambiaron, solo que la atención se desvió gracias al “No era penal”. México hacía un partido bastante parejo ante Holanda, se salvó de que no le marcaron un penal en contra tras una acción de Héctor Moreno sobre Robben en la que por cierto, el central mexicano terminó con fractura de tibia. Tras el 1-0 de Giovanni dos Santos, Miguel Herrera lo cambió cuando le quedaba media hora al partido, el Tri dejó de tener el balón, se tiró atrás buscando un contragolpe que nunca llegó, sobre el final Sneijder empató y cuatro minutos después el penal de Huntelaar acabó con el sueño.

Rusia 2018, llegaba el momento de demostrar que México estaba para pelear de igual a igual a cualquiera, al menos eso había demostrado ante Alemania. El rival esta vez fue Brasil, candidato principal al título y Osorio decidió cambiar la columna vertebral del equipo en el momento menos oportuno. Puso a Rafael Márquez de inicio, que ya no está físicamente para jugar un partido de este calibre. El medio campo de Brasil se lo comió, cuando el juego se puso 1-0 no tuvo reacción y las modificaciones que hizo tras el 2-0 nunca funcionaron. Una vez más afuera del torneo en parte, gracias a un mal planteo táctico, más allá de que Brasil superó claramente al cuadro mexicano.

Síguenos en Twitter, Facebook e Instagram 

HCO

Newsletter
NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Suscribirme >
OPINIÓN
SÍGUENOS
Facebook
Icono Facebook /ESTADIODIARIO
Twitter
Icono Twitter @ESTADIODXTS
RECOMENDADO