cloudfront.net
Menu
Secciones
logoMenu
    Suscríbete  >
icono Google Plus
icono Twitter
icono Facebook
icono Búsqueda icono Cancelar
icono Búsqueda
icono Cancelar
 
Logo Estadio
Cancelar
¡Bienvenido!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe noticias, datos estadísticos y promociones exclusivas para suscriptores
* Campos requeridos
Capital Menú
Logo Estadio
capitalDigital
capitalPrensa
capitalRadio
capitalTv
+Futbol

Historias Mundiales

Esta es la sexta de 10 entregas. Foto: Estadio Deportes

No te pierdas la sexta entrega de las historias mundialistas

Este viernes Estadio te presenta la sexta de 10 entregas para que conozcas los sucesos más importantes de las Copas del Mundo de 1978 y 1982.

ARGENTINA 1978

Con la designación, ratificada en 1966, en medio de una situación difícil por la dictadura militar que gobernaba el país, tocó a Argentina la organización del Mundial de 1978. Tras la fase eliminatoria -que contó con 103 participantes- la cual culminó con 16 finalistas, se realizó el sorteo el 14 de enero de 1978, en el Centro Cultural General de San Martín, de Buenos Aires.

Los anfitriones se declaran listos, sólo en espera de que el balón (“Tango”, que por su diseño fue utilizado en las siguientes ediciones, con algunas adecuaciones, hasta Francia 1998, ya que contaba con mayor impermeabilización) rodara en las canchas sudamericanas.

El formato de competición fue el mismo que en la edición anterior, con cuatro grupos integrados por cuatro selecciones cada uno. En una primera fase, calificaron los dos primeros lugares, para pasar a la siguiente ronda con dos sectores de cuatro; ahí el ganador de cada pelotón avanzó a la final y los segundos clasificados disputaron el juego por el tercer lugar.

La inauguración tuvo lugar en el Estadio Monumental, el 1 de julio, en un evento con duración de 75 minutos que incluyó la participación de dos mil jovenes quienes, al realizar diversas coreografías, formaron palabras alusivas al encuentro y a la FIFA; además, 16 bandas de guerra con indumentarias representativas de las 16 selecciones entonaron el himno del organismo rector del futbol y de la nación albiceleste.

El primer cotejo fue entre el campeón, Alemania Federal, y Polonia, que terminó con un empate 0-0 en el marcador. También, en compromiso del Grupo 2, México tuvo una muy mala actuación, pues comenzó con derrota de 3-1 ante Túnez (debutante en la máxima justa); le siguió la derrota por goleada 6-0 ante Alemania Federal y concluyó su participación con un tercer revés, ahora frente a Polonia, por 3-1.

La final de la XI edición del Mundial se llevó a cabo el 25 de junio, también en el Monumental, donde los albicelestes vencieron a los Países Bajos (Holanda) con un 3-1, en un duelo que se fue a prórroga, pues en el tiempo regular finalizaron con partida de 1-1.

De la mano de Mario Alberto Kempes, anotador de dos tantos en el partido decisivo -y seis en total del certamen, que lo convirtieron en el mejor goleador del Mundial- Argentina se coronó por vez primera como Campeón del mundo.

 

ESPAÑA 1982

La duodécima edición de la Copa del Mundo recayó en España, sede ratificada en 1966, la cual se caracterizó por muchos cambios y sucesos únicos. La principal modificación estuvo en la ampliación de 16 a 24 selecciones participantes, de este modo se convirtió  en la primera justa que tuvo representantes de los cinco continentes. También ahí se implantó un formato de competición que sólo se usó esta edición, con una primera fase de seis grupos de tres selecciones (clasificaron sólo los ganadores de cada grupo), las semifinales y la gran final.

Las eliminatorias mundialistas incluyeron a 109 escuadras. México no clasificó, al no conseguir uno de los dos lugares que se disputaban en la eliminatoria de Concacaf (en Honduras).

Ya con los equipos definidos, el sorteo se realizó el 16 de enero de 1982 en el Palacio de Congresos de Madrid, y la inauguración se llevó al cabo en el estadio Camp Nou, de Barcelona. El 13 de junio, tras una gala presidida por el rey Juan Carlos, el encuentro entre Argentina y Bélgica abrió las acciones con un resultado final de 1-0 favorable a la escuadra europea.

Algunos de los momentos sobresalientes de esta justa mundialista, sin duda, los protagonizó la magia con la que jugaba Brasil y el enfrentamiento de la Verdeamarela con Italia, que quedó en la memoria del futbol como uno de los mejores partidos en la historia; aquel 15 de julio en duelo de la segunda fase, el público vio la victoria ‘Azurra’ por 3-2.

Otros sucesos curiosos fueron la intromisión de un jeque en el duelo entre Francia y Kuwait en buscar de presionar al árbitro para anular un gol; la goleada 10-1 de Hungría a El Salvador. También Alemania y Francia dejaron dos anécdotas históricas, además del gran partido que protagonizaron en semifinales: una, la definición de la serie en penales (la primera en la historia de los mundiales) y dos, fue el golpe que recibió el francés Patrick Battiston tras ser arrollado por Harald Schumacher, portero de Alemania, mismo que le ocasionó  la pérdida de varios dientes, fractura en algunas costillas y daños en las vértebras; curiosamente, el teutón ni siquiera fue amonestado.

La final se realizó el 11 de julio en el Estadio Santiago Bernabeú, de Madrid, con un enfrentamiento entre Alemania Federal e Italia, que con su capitán Dino Zoff -jugador de mayor edad en ser campeón, con 40 años- terminó por coronarse de nueva cuenta.

 

Síguenos en Twitter, Facebook e Instagram 

AFA

Newsletter
NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Suscribirme >
OPINIÓN
SÍGUENOS
Facebook
Icono Facebook /ESTADIODIARIO
Twitter
Icono Twitter @ESTADIODXTS
RECOMENDADO