cloudfront.net
Menu
Secciones
logoMenu
    Suscríbete  >
icono Google Plus
icono Twitter
icono Facebook
icono Búsqueda icono Cancelar
icono Búsqueda
icono Cancelar
 
Logo Estadio
Cancelar
¡Bienvenido!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe noticias, datos estadísticos y promociones exclusivas para suscriptores
* Campos requeridos
Capital Menú
Logo Estadio
capitalDigital
capitalPrensa
capitalRadio
capitalTv
+Futbol

Historias Mundiales

 Foto: Estadio

Conoce los detalles más importantes de las copas del mundo en Chile e Inglaterra

El andar de las Copas del Mundo continúa, y está ocasión es el turno de los disputados en 1962 y 1966 tanto en el continente americano como en el europeo.

CHILE 1962

El 11 de junio de 1956, en Lisboa, Portugal, tras serios reclamos por haberle designado a dos países europeos de manera consecutiva la organización de la Copa del Mundo, se llevó a cabo la votación en el Congreso de la FIFA a fin de elegir la sede del Mundial de 1962, la cual fue otorgada a Chile, luego de vencer a la delación de Argentina ( que llevaba varios años tratando de organizar el cotejo).

Para esta edición un total de 56 selecciones formaron parte de la eliminatorias, quedando los 16 finalistas; el 18 de enero de 1962 se realizó el sorteo y las sedes fueron Arica, Rancaga, Santiago y Viña del Mar.

El balón comenzó a rodar el 30 de mayo, con un juego en cada sede. La primera fase se vio envuelta en una desmedida violencia de los jugadores por conseguir el triunfo, caso particular los partidos de la URSS contra Yugoslavia, Chile ante Italia (llamado la batalla de Santiago) y Alemania Occidental frente a Suiza, considerados los más violentos que se han realizado en las Copas del Mundo; en tanto que equipos como Brasil, no pudieron exhibir ese ‘jugo bonito’, que deslumbró en Suecia 1958.

 

 

Pero también surgieron momentos buenos, como el único gol olímpico anotado en justa mundialistas, obra del colombiano Marcos Coll en el duelo contra la RSS, así como las habilidades de “Garrincha”, jugador brasileño que a lo largo del torneo se convirtió en la figura (ya que el ídolo, Pelé, salió lesionado en el cotejo contra Checoslovaquia de la primera fase y, como resultado, no jugo los siguientes partidos), además del surgimiento de Amarillo, futbolista que revolucionó el futbol.

La final se disputó entre las selecciones de Brasil y Checoslovaquia, el 17 de junio en el Estadio Nacional de Santiago, con resultado favorable a la escuadra canaria de 3-1. Así, igualó a Italia como los únicos combinados en conquistar dos Copas del Mundo de manera consecutiva.

 

 

INGLATERRA 1966

La octava edición de la Copa del Mundo se reveló el 22 de agosto de 1960, en Roma, siendo Inglaterra la elegida como sede, en una votación cerrada con 34 votos a favor de los británicos por 27 para Alemania. En la fase clasificatoria participaron 71 selecciones nacionales que pelearon por 14 lugares para la fase final (más Inglaterra, equipo anfitrión, y Brasil, campeón de la edición anterior).

Ya en el año del Mundial, en marzo de 1966, la Copa Jules Rimet fue robada cuando era exhibida al público en una iglesia de Westminster, Londres, aunque la recuperaron ocho días después, gracias a un perro de nombre Pickless, que la encontró en el jardín de una casa. Este suceso le dio gran gama al canino, por lo que fue presentado en la inauguración del certamen, transmitido a todo el mundo por vez primera vía satélite.

 

 

EL primer juego se realizó el 11 de julio entre Inglaterra y Uruguay, encuentro que terminó con un empate 0-0; México participó en este Grupo junto a Francia, obteniendo el representativo azteca dos empates y una derrota (1-1 ante Francia, 0-0 ante Uruguay, y la derrota 2-0 contra Inglaterra).

Eusebio da Silva Ferreira, ‘La Pantera Negra’, logró el reconocimiento mundial al ser el líder de Portugal y ayudar a su selección, con nueve goles, a conquistar el tercer lugar de la justa, la mejor posición que ha alcanzado este país en Copas del Mundo hasta el momento.

La final tuvo lugar en el mítico Estadio de Wembley, el 30 de julio, con el juego de Inglaterra vs Alemania Federal, que después de igualar a dos tantos en tiempo regular, pasó a la prórroga; ahí con un polémico -hasta la actualidad- tercer gol (realizado por Geoff Hurst, en un disparo al travesaño, que para el cuerpo arbitral sí traspasó la línea de meta y fue marcado válido), y un cuarto tanto de la escuadra británica, se redondeó la goleada 4-2, que hizo explotar a la afición local en el legendario coso londinense y llevó a Inglaterra a obtener la Copa del Mundo.

 

 

 

Te invitamos a leer

Historias Mundiales 1

Historias Mundiales 2

Historias Mundiales 3

 

Sigue a Estadio Deportes en  TwitterFacebook e Instagram 

BLLR

Newsletter
NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Suscribirme >
OPINIÓN
SÍGUENOS
Facebook
Icono Facebook /ESTADIODIARIO
Twitter
Icono Twitter @ESTADIODXTS
RECOMENDADO