cloudfront.net
Menu
Secciones
logoMenu
    Suscríbete  >
icono Google Plus
icono Twitter
icono Facebook
icono Búsqueda icono Cancelar
icono Búsqueda
icono Cancelar
 
Logo Estadio
Cancelar
¡Bienvenido!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe noticias, datos estadísticos y promociones exclusivas para suscriptores
* Campos requeridos
Capital Menú
Logo Estadio
capitalDigital
capitalPrensa
capitalRadio
capitalTv
Desde la Cancha

Balón de migajón

Ver más notas
Foto: AP 
Domingo abril 10, 2016 Hace 1 año

Las condiciones en las que México "albergaría" el Mundial de 2026, ratifican quién es el verdadero Gigante de la Concacaf

Hay muchas cosas que me enojan en esta vida, muchas que me parecen injustas, abusivas y ventajosas. Me enojan los cobros sin razón, los desorbitados precios y la prepotencia de quienes tienen el “sartén por el mango”.                                                                      Pero esos enojos quedan en segunda medida o segundo plano, cuando sabes que además de que todo lo mencionado, el opresor  te ningunea, te coloca como plato de segunda mesa y abusando del POWER, te reparte las migajas del plato que ya se saborea.    
El anuncio de la candidatura para el Mundial de Futbol del 2016 es solo eso, una candidatura a la que le falta la aceptación de los comités de FIFA para su aprobación.                                                                                                                                                                        Tres países, mejor dicho uno y sus gatos, encabezados por el “Todo Poderoso” que reparte de manera desleal el pastel a sus pequeños socios, quienes -entre los dos-, albergarán 20 juegos y solo hasta los cuartos de final. Ya era de esperarse.                                             Para que el negocio amarre, se aumenta a 48 el número de selecciones y se juega en el mismo tiempo calendario que el torneo de 32 equipos. Se dice que en México sólo 6 estadios cumplen con los requerimientos para ser mundialistas y ser anfitrión de los 10 juegos, migajas o limosnas que nos tocan.                                                                                                                                                                         Pensar que hace algunos ayeres éramos los mandones del área, los meros chingones del balón redondo. Hoy somos los pordioseros, los que estiramos la mano, las comparsas perfectas, los arrastrados.                                                                                                                Pero dice el presidente de la FMF, Decio de María, que así está bien, que 10 juegos son ganancia. ¡¡¡Carajo!!!, ¿Ganancia para quién?   Porque para las expectativas de los patrocinadores y aficionados fue como una patada ya saben dónde.   
 No olvides seguirnos en Twitter: @EstadioDiario
AFG
NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Suscribirme >
OPINIÓN
SÍGUENOS
    /ESTADIODIARIO
    @ESTADIODIARIO
RECOMENDADO
El Trotaestadios
Hace 2 semanas
Desde las diagonales
Hace 2 semanas
Del otro lado de la cancha
Hace 2 semanas
El Trotaestadios
Hace 2 meses
El Trotaestadios
Hace 2 meses
El Trotaestadios
Hace 2 meses