cloudfront.net
Menu
Secciones
logoMenu
    Suscríbete  >
icono Google Plus
icono Twitter
icono Facebook
icono Búsqueda icono Cancelar
icono Búsqueda
icono Cancelar
 
Logo Estadio
Cancelar
¡Bienvenido!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe noticias, datos estadísticos y promociones exclusivas para suscriptores
* Campos requeridos
Capital Menú
Logo Estadio
capitalDigital
capitalPrensa
capitalRadio
capitalTv
Desde la Cancha

Días de contraste

Ver más notas
 Foto: Especial

Grandes figuras del medio deportivo en México se nos adelantaron este fin de semana

Fin de semana que se partió entre la mediana actuación de la Selección que le da el pase al Mundial y las grandes figuras de nuestro deporte que se adelantaron en el camino.

Hay que preocuparse cuando el juego de conjunto es el gran ausente del seleccionado nacional y la gran figura termina siendo el portero. Guillermo Ochoa se puso el traje de imbatible y gracias a él y sus atajadas increíbles el equipo no perdió frente a los aguerridos panameños que vendieron cara la derrota.

Una individualidad de Corona acompañada de un difícil pero certero cabezazo del Chucky Lozano hicieron la diferencia en el marcador que, al final, es lo que cuenta.

México está a jalones y empujones en Rusia, caminando diría Ricardo LaVolpe, pensando de antemano en superar el quinto y maldito juego que de perdida sería un avance.

En lo personal no me gusta el equipo, otra vez pidiéndole al Dios que no llegara el empate en los minutos finales y encomendando su alma al constante Ochoa. Pero así estamos en el Mundial.

En este raro fin de semana brincamos del gozo a la nostalgia por la pérdida de tres personajes inolvidables. El Champ, Azúcar, el gran peleador cubano Ultiminio Ramos. Boxeador de estilo y tremenda pegada que marcaría su vida con la trágica muerte de 2 pugilistas que dejaron la vida tras recibir el poder de los puños de Ramos. El bongosero murió en la Ciudad de México.

Dejó de existir el inolvidable manager de ligas menores César Faz, si el de aquellos niños del milagro de Monterrey. Ganaron en 1957 y 1958 la Serie Mundial de Ligas Menores en Williamsport, Pensilvania, donde Ángel Macías fue la gran figura.

Y en el camino sin retorno se adelantó también Roberto Hernández Jr. Narrador, comentarista y periodista por excelencia. Tuve la oportunidad de conocerlo durante muchos años, excelente persona, analítico en conceptos y con esa profundidad que dejaba huella.

Se les va a extrañar, grandes entre los grandes. Descansen en paz.

NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Suscribirme >
OPINIÓN
SÍGUENOS
    /ESTADIODIARIO
    @ESTADIODXTS
RECOMENDADO
En el área chica
El Almanaque
Desde mi palco
El Almanaque
Tiempo de compensación