cloudfront.net
Menu
Secciones
logoMenu
    Suscríbete  >
icono Google Plus
icono Twitter
icono Facebook
icono Búsqueda icono Cancelar
icono Búsqueda
icono Cancelar
 
Logo Estadio
Cancelar
¡Bienvenido!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe noticias, datos estadísticos y promociones exclusivas para suscriptores
* Campos requeridos
Capital Menú
Logo Estadio
capitalDigital
capitalPrensa
capitalRadio
capitalTv
El Almanaque

El péndulo azul

Ver más notas
PSX_20180826_232703 

Después de cuatro años en el Napoli, Jorginho dio el salto a la mejor Liga del mundo y en sólo tres jornadas ha dado cátedra de cómo manejar el mediocampo

El nombre Jorge Luiz Frello Fliho seguramente no dice mucho. Y, claro, no juega en el Real Madrid ni el Barcelona, aunque podría hacerlo con una mano en la cintura, bajo el esquema adecuado.
Tiene apodo brasileño y pasaporte italiano. Y hoy por hoy está por encima de cualquier medio centro que puedan nombrar.

Después de cuatro años en el Napoli, Jorginho dio el salto a la mejor Liga del mundo y en sólo tres jornadas ha dado cátedra de cómo manejar el mediocampo de un equipo de futbol.

Es casi imposible encontrarlo mal posicionado. La pelota en sus pies es sinónimo de peligro, pese a que casi siempre juega a unos 40-60 metros de distancia de la portería rival.

Su visión de juego es sublime. Lo mismo puede resolver la salida con un simple pase corto, como ejecutar un trazo quirúrgico de 30 metros al compañero que ‘pica’ a toda velocidad en terreno contrario.

Una de sus mayores virtudes es su ridícula precisión. Como si de un reloj suizo se tratara, el italiano marca el tiempo y la velocidad de la ofensiva.

Simplemente ayer, ante el Newcastle, completó 158 de los 173 pases que intentó, para una efectividad de 91.8 por ciento. Para darle el debido impacto a ese número, hay que echarle un ojo a la estadística de los Toons, que se combinaron para acertar 131 envíos. Es decir, Jorginho concretó más pases que todo el Newcastle junto.

No en vano fue la prioridad de Maurizio Sarri tras firmar como entrenador del Chelsea. Tal como lo hizo en el equipo napolitano, el ‘5’ será el encargado de manejar los hilos del Sarrismo ‒del que hablaremos largo y tendido en otra oportunidad‒ en los Blues.

Podrá no tener los reflectores de otros, pero su talento es descomunal y adaptable a otro corte de futbolistas a los que les otorgaría libertad y proyección como ningún otro. ¿Se imaginan a este tipo junto a monstruos como Modric, De Bruyne, o Iniesta y Xavi en su momento?

Será una verdadera lástima no verlo en la Champions League ‒el Chelsea quedó quinto en la Premier la campaña anterior¬‒. Seguramente el próximo año tendremos la oportunidad de verlo imponer su clase ante los mejores equipos del orbe.

De momento, nos tendremos que conformar con disfrutar su ‘toqueteiro’ en la EPL y en la Europa League. En ambos pinta para ser protagonista.
Con genios de este calibre, los colores pasan a segundo término. Así haga pedazos a tu club favorito, no queda más que aplaudir, apreciar y agradecer la dosis de buen futbol que puede llegar a regalar durante 90 minutos.

Ojalá todos tuviéramos un Jorginho.

@erickml_

NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Suscribirme >
OPINIÓN
SÍGUENOS
    /ESTADIODIARIO
    @ESTADIODXTS
RECOMENDADO
En el área chica
El Almanaque
Desde mi palco
El Almanaque
Tiempo de compensación