cloudfront.net
Menu
Secciones
logoMenu
    Suscríbete  >
icono Google Plus
icono Twitter
icono Facebook
icono Búsqueda icono Cancelar
icono Búsqueda
icono Cancelar
 
Logo Estadio
Cancelar
¡Bienvenido!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe noticias, datos estadísticos y promociones exclusivas para suscriptores
* Campos requeridos
Capital Menú
Logo Estadio
capitalDigital
capitalPrensa
capitalRadio
capitalTv
Desde las diagonales

En busca de más dinero

Ver más notas
 Foto: AP

Varios jugadores esperan un nuevo contrato millonario para entrenar con sus equipos

Mientras los ojos de casi todo el mundo estarán puestos en la Copa del Mundo de Rusia 2018, hay algunos equipos de la NFL que están haciendo cuentas para poder retener a sus jugadores estrellas para las próximas temporadas.

Ya iniciaron las actividades obligatorias en los campos de entrenamiento, pero hay ausencias que tienen preocupados a los aficionados y entrenadores. Oakland, Atlanta y Arizona son los equipos que encabezan esta lista, ya que tendrán que desembolsar una gran cantidad de dinero para terminar con la espera.

El linebacker Khalil Mack desea un nuevo contrato con los Raiders, por lo que no ha se ha presentado a entrenar. El joven de 27 años ganará más de 13 millones esta temporada, pero él quiere una nueva negociación que le asegure más de 20 millones por campaña.

Mack es la única figura en una defensiva que ha sido de las peores de la liga en los últimos años, por lo que su petición podría no ser tan descabellada. En cuatro años en la NFL ha sido seleccionado en tres ocasiones al Pro Bowl y tiene 40.5 capturas de quarterback.

El coach Jon Gruden confía en que el equipo llegue pronto a un acuerdo con Mack, ya que es una de las razones por las que decidió volver al Hoyo Negro, aunque aún no hay noticias de una negociación entre el jugador y el equipo.

Por su parte, el receptor Julio Jones tampoco se ha presentado con los Falcons porque quiere mejorar su contrato. Hace tres años firmó por cinco temporadas y 71 millones de dólares, pero ahora quiere más, luego de que Jarvis Landry y Sammy Watkins recibieran un mejor sueldo anual que él.

Jones tiene contrato hasta el 2020 con Atlanta por lo que está complicado que el equipo quiera negociar uno nuevo. En siete campañas ha sido considerado como uno de los mejores en su posición, sin embargo, su producción en la zona roja no ha convencido a muchos, ya que solo en una ocasión ha tenido más de ocho recepciones para touchdown.

A pesar de contar con Jones y Mohamed Sanu, las aves negras seleccionaron en la primera ronda del pasado Draft a Calvin Ridley, quien podría tener mayor actividad de lo pensado en su primer año si el famoso número 11 sigue sin aparecer.

Otro jugador que quiere asegurar su futuro es el corredor David Johnson, de los Cardinals, quien busca un nuevo contrato a pesar de que perdió toda la temporada pasada por una lesión en la muñeca derecha. En 2016 tuvo 1,239 yardas y 16 anotaciones y para esta campaña tendrá un sueldo de 1.88 millones, por lo que desea un nuevo contrato.

El safety Earl Thomas y el ala defensiva Aaron Donald tampoco se han presentado en Seattle y Los Angeles, respectivamente. Ambos jugadores son pieza clave en sus equipos, por lo que se han acelerado las conversaciones para tenerlos en el campo de juego lo antes posible.

Donald, considerado como el mejor jugador defensivo actualmente en la liga, ganará en 2018 solo 6.9 millones de dólares, mientras que Thomas, quien es de los pocos sobrevivientes de la Legion of Boom, está en el último año de su contrato y recibirá 8.5 millones.

Si estos equipos no desean gastar más dinero en sus jugadores podrían arrepentirse en unos años, ya que otros estarán dispuestos a pagar lo que les pidan para llevárselos.

Esperos sus comentarios en Twitter: @VenturaRic

NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Suscribirme >
OPINIÓN
SÍGUENOS
    /ESTADIODIARIO
    @ESTADIODXTS
RECOMENDADO
El Almanaque
Desde mi palco
El Almanaque
Desde mi palco
En el área chica