cloudfront.net
Menu
Secciones
logoMenu
    Suscríbete  >
icono Google Plus
icono Twitter
icono Facebook
icono Búsqueda icono Cancelar
icono Búsqueda
icono Cancelar
 
Logo Estadio
Cancelar
¡Bienvenido!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe noticias, datos estadísticos y promociones exclusivas para suscriptores
* Campos requeridos
Capital Menú
Logo Estadio
capitalDigital
capitalPrensa
capitalRadio
capitalTv
El Trotaestadios

La tribuna vial

Ver más notas
Hermoso escenario. Foto: Especial
Jueves abril 20, 2017 Hace 2 meses

Conoce el Estadio Vicente Calderón de la mano del Trotaestadios

 

En la introducción del libro El Trotaestadios me sinceré en algo que he creído desde la primera vez que visité Madrid. A veces creo que soy un madrileño que nació en el lugar incorrecto y tiene que ver mucho con el futbol y sus estadios, pero también tiene que ver con todo lo que uno ve mientras camina hacia ellos y aprende todo lo que la capital española tiene por enseñar.

Previo al partido de ida en los Cuartos de Final de la Champions League en 2015, hice caso de la frase con la que siempre cerramos este espacio, que la mejor manera de conocer el mundo era a través de sus canchas y por ello decidí caminar desde la Puerta del Sol, centro icónico de esta ciudad hasta el Estadio Vicente Calderón.

El partido era entre los Colchoneros y el Real Madrid, el Derby que apasiona a esta urbe. Son apenas dos kilómetros y medio de caminata en lo que se puede ver demasiado y en los que hay más de una ruta para entender la pasión por estos equipos. Así caminé por la Calle de Toledo en la que pude retratarme en la Puerta del mismo nombre y ver algunas instalaciones exteriores de la Universidad Carlos III.

Aquí no vi bares de cañas y tapas con aficionados de ambos equipos mezclados, pero si los vi cerca a unos de otros. Suplemente algunos seguidores tomaban su propio lugar sin compartirlo mientras que los rivales podían ocupar el de al lado. No se mezclaban, pero tampoco se peleaban a pesar de estar muy cerca.

Así después de media hora el clima cambió y sentí la fuerte corriente de aire que proviene del río Manzanares, que rodea a la casa del Aleti.

La primera vez que lo conocí me llamó más la atención algo en su exterior que realmente lo que estaba dentro de él. Una de sus tribunas resulta ser un túnel de la Autovía M-30, una arteria que sirve de periférico a Madrid y dada la ubicación del estadio,  resulta inevitable verlo para los millones de turistas que regresan de los tours que visitan la ciudad de Toledo y que utilizan esa vía para ingresar a la capital española.

Es como imaginar que una de las tribunas laterales del Estadio Olímpico de CU sirviera a su vez de túnel para una parte de la Avenida de los Insurgentes Sur. Algo simplemente espectacular.

Con capacidad actual para 54,800 espectadores, el  Calderón fue el primer escenario europeo que desde su construcción contempló que todos sus espectadores estuvieran cómodamente sentados contrario a lo estilado entonces de dejar mucho del aforo para seguidores “de a pie”.

Construido a un costado del Río Manzanares, sus tribunas no cierran por completo un círculo, lo cual propicia ciertas corrientes de aire que son padecidas por quienes se encuentran viendo el partido en la tribuna de Fondo Sur, justo frente al “Frente Atlético”, nombre del grupo de seguidores de los rojiblancos. En mi caso, en la zona de prensa, mi tableta salió volando en una ráfaga golpeando la nuca de un colega japonés.

Al igual que su archirrival de ciudad, el nombre sirve de homenaje a uno de los presidentes más queridos en la entidad y de la misma manera que con Santiago Bernabéu en el Real Madrid (1955), el escenario fue bautizado mientras estaba en funciones como mandamás colchonero en 1971.

Distinto a los otros tres estadios vecinos de Primera División en Madrid, el Calderón no tiene una estación de metro inmediata a sus instalaciones, por lo que los ríos de gente que llegan a sus partidos son parte de la tradición que comienza desde la estación Pirámides y baja hasta la orilla del Río Manzanares, dónde se edificó a mediados de los años 60 .

Hago un recuento de todo esto porque le queda un sÓlo juego en su historia europea y será la semifinal de la UEFA Champions League en 2017. Su mudanza al estadio Wanda Metropolitano lo ha condenado al adiós.

La caminata de regreso a Puerta del Sol fue más difícil, al frío se sumó que todo el camino es de subida, pero eso no le quitó lo agradable.

Este fue el Estadio Vicente Calderón en Madrid y la mejor manera de conocer el mundo es… a través de sus canchas.

Twitter: @trotaestadios

La mejor manera de conocer el mundo… es a través de sus canchas

NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Suscribirme >
OPINIÓN
SÍGUENOS
    /ESTADIODIARIO
    @ESTADIODIARIO
RECOMENDADO
Desde las diagonales
Hace 2 semanas
Del otro lado de la cancha
Hace 2 semanas
El Trotaestadios
Hace 2 meses
El Trotaestadios
Hace 2 meses
El Trotaestadios
Hace 2 meses
Desde la Cancha
Hace 3 meses