cloudfront.net
Menu
Secciones
logoMenu
    Suscríbete  >
icono Google Plus
icono Twitter
icono Facebook
icono Búsqueda icono Cancelar
icono Búsqueda
icono Cancelar
 
Logo Estadio
Cancelar
¡Bienvenido!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe noticias, datos estadísticos y promociones exclusivas para suscriptores
* Campos requeridos
Capital Menú
Logo Estadio
capitalDigital
capitalPrensa
capitalRadio
capitalTv
El Almanaque

Soy leyenda

Ver más notas
PSX_20180813_082058 

Hoy, Alan Shearer cumple 48 años. Imposible olvidar su popular celebración con el brazo derecho arriba mientras corría hacia las gradas.

Nunca jugó en un grande, incluso se dio el lujo de rechazar al Manchester United dos veces (1992 y 1996) y una al Barcelona (1996). No le hacían falta los reflectores de un gigante de Europa; era capaz de brillar con luz propia.

En 1988, debutó en el Southampton, famoso por la producción de figuras mundiales ‒Matt Le Tissier, Theo Walcott (Arsenal), Gareth Bale (Real Madrid), Adam Lallana (Liverpool), Luke Shaw (Manchester United).

Cuatro años después firmó con el Blackburn. Fue allí donde se consolidó como el mejor delantero de Inglaterra, y uno de los más letales del orbe.
Parecía siempre estar bien posicionado. Su derecha era única, capaz de sacar disparos violentos, secos. Con la cabeza, implacable.

El mejor cabeceador del planeta en los 90. La zurda sólo la ocupaba para correr, y con eso le bastaba. Su fortaleza y potencia física eran una pesadilla para cualquier central. No se diga para los arqueros de la época.

En sólo cuatro temporadas con los Rovers marcó 112 goles, únicamente contando la entonces recién renombrada Premier League. Y los ayudó a interrumpir el naciente imperio del United, que ganó la Premier cuatro veces entre 1992 y 1997.

Entre 1994 y 1997, acaparó el título de goleo en Inglaterra, lo que por supuesto lo catapultó a la selección. Titular indiscutible en la última gran generación de los Tres Leones, que incluía a tipos como Gareth Southgate ‒actual seleccionador inglés‒, Tony Adams, Gary Neville, Paul Ince y Paul Gascoigne. Los mismos que llegaron a las Semifinales de la Euro 1996.

Es cierto, a nivel internacional no logró gran cosa, pero, ¿quién ha ganado algo con Inglaterra? El ‘gol fantasma’ con el que venció a Alemania en la Final de 1966 se transformó en una maldición que no presume ni el Cruz Azul.

Después de aquella justa conoció el amor: el Newcastle, donde acabó de forjar su legado. Una década (1996-2006) fue suficiente para convertirse en el goleador histórico del club (206, contando Liga y Copas), tras romper el récord que Jackie Milburn (200) había terminado de imponer en 1957.

En el proceso consiguió dejar la marca de más goles en la historia de la Premier League (260), la cual se mantiene vigente, pese a que han llegado monstruos del calibre de Thierry Henry, Wayne Rooney, Andy Cole, Michael Owen, Robin Van Persie y Sergio Agüero. El único que le hizo sombra fue Rooney (208).

Hoy, Alan Shearer cumple 48 años. Imposible olvidar su popular celebración con el brazo derecho arriba mientras corría hacia las gradas. Una auténtica leyenda.

@erickml_

NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Suscribirme >
OPINIÓN
SÍGUENOS
    /ESTADIODIARIO
    @ESTADIODXTS
RECOMENDADO
En el área chica
El Almanaque
Desde mi palco
El Almanaque
Tiempo de compensación