Destaca caballerango Martín Darío labor en competencias de salto

Destaca caballerango Martín Darío labor en competencias de salto

Por Sergio Abarca Levetty México, 13 Abr (Notimex).- Es una labor que pasa inadvertida durante las competencias de salto, donde los espectadores sólo acuden para observar a los jinetes y caballos en su recorrido por librar los obstáculos. Los caballerangos son una parte fundamental en el buen desempeño de los jinetes y los equinos, los […]

Por Sergio Abarca Levetty

México, 13 Abr (Notimex).- Es una labor que pasa inadvertida durante las competencias de salto, donde los espectadores sólo acuden para observar a los jinetes y caballos en su recorrido por librar los obstáculos.

Los caballerangos son una parte fundamental en el buen desempeño de los jinetes y los equinos, los cuidan, mantienen limpios, saludables y alimentados en las cuadras, además están pendientes de que el corcel esté en óptimas condiciones

Martín Darío Ruiz es el responsable de cuidar a Erick, la monta de Leobardo Arturo Flores Leal, que participa en la competencia contra reloj en el Global Champions Tour de México, en las instalaciones del Campo Marte en esta capital.

“Tengo la obligación de mantener al caballo saludable, bien alimentado y limpio para que el jinete lo entrene y esté listo para las pruebas”, comentó Martín, con la experiencia de dedicarse 10 años al oficio de caballerango.

Leobardo Flores es socio de la cuadra El Fresno en Torreón, Coahuila, donde habita Erick, un caballo negro que comparte el establo con cuatro más propiedad del jinete.

“Durante ocho horas diarias cuido al caballo, lo preparo para que esté listo para competir en una labor de grupo con el patrón y el veterinario, porque los caballos de salto deben tener un cuidado especial”, apuntó.

El entrevistado destacó que un equino especializado en salto debe tener fuerza en las patas traseras, estatura alta para los obstáculos y gran fortaleza para hacer los recorridos librando las barras.

Martín Darío finalizó que su equipo de trabajo incluye riendas, frenos, bocados, sillines, vendas de descanso, cubetas de agua y cepillos para bañar al caballo, “debe estar limpio para evitar infecciones y listo para cuando lo necesite el patrón”.

El entrevistado comentó que, para participar en el Campo Marte, llegaron a la capital desde el martes, procedentes de Torreón, para que el equino se adaptara a la altura de esta ciudad y participará al 100 por ciento.

-Fin de nota –

NTX/SAL/CAC

NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Recomendado