Jueves 14 de noviembre 2019

El Santo y los juguetes que usamos en nuestra niñez

El Santo y los juguetes que usamos en nuestra niñez

Alguna vez en nuestra vida tuvimos un muñeco de El Santo, con el cual pasamos horas de diversión, sobre todo cuando fuimos niños

 

El Santo, un icono de nuestra cultura

Rodolfo Guzmán Huerta, alias El Santo, alcanzó fama arriba del ring desde 1942 como el  ‘El Enmascarado de Plata’. Antes de convertirse en luchador, practicó otros deportes como el beisbol y el futbol americano, tiempo que además aprovechó para aprender otras disciplinas de contacto, como Jiu-jitsu y lucha grecorromana.

Inició su carrera como luchador en 1934 en el céntrico barrio de Tepito, en la Ciudad de México, donde adoptó nombres como ‘Hombre Rojo’, ‘Enmascarado’. ‘Murciélago II’ y el ‘Demonio Rojo’.

En el cuadrilátero, El Santo jamás perdió su máscara en combate, donde sus llaves favoritas fueron ‘La de a Caballo’, ‘La Plancha’ y los ’Topes’.

Para 1982 decidió poner fin a su carrera profesional y en su despedida tuvo tres grandes peleas, la primera en el Palacio de los Deportes, la segunda en la Arena México y la tercera el 12 de septiembre en el Toreo de Cuatro Caminos, en una función donde estuvieron “Gori” Guerrero, el Huracán Ramírez y el Solitario frente al Texano, Signo, Negro Navarro y el Perro Aguayo.

En 1958, José Rodríguez Ruelas produce Santo contra el Cerebro del mal, primera cinta del conocido enmascarado y la cual despegó su carrera como actor.

Tras 52 filmes, la leyenda de plata dejó de participar en películas, siendo la última ‘Santo en la furia de los karatecas’.

 

NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Recomendado