cloudfront.net
Menu
Secciones
logoMenu
    Suscríbete  >
icono Google Plus
icono Twitter
icono Facebook
icono Búsqueda icono Cancelar
icono Búsqueda
icono Cancelar
 
Logo Estadio
Cancelar
¡Bienvenido!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe noticias, datos estadísticos y promociones exclusivas para suscriptores
* Campos requeridos
Capital Menú
Logo Estadio
capitalDigital
capitalPrensa
capitalRadio
capitalTv
En el área chica

Dejen de buscar culpables

Ver más notas
carlos-salcedo-tigres 

Tenemos que entender que los billetazos de Tigres para armar su plantilla no van en detrimento del nivel del futbol mexicano

Tigres es juzgado por ‘repatriar’ futbolistas mexicanos que militan en Europa, cuando lo que hace el cuadro regio es invertir correctamente con todos los recursos que tiene a su alcance, y no es ningún pecado.

Partimos de la base de que los clubes no están sujetos a un plan estructural en pro de la generación, y preservación de jóvenes por parte de la Federación Mexicana de Futbol, por lo que si a los directivos no les interesa, ¿por qué Tigres tendría que perder la oportunidad de fichar a un jugador mexicano?

Tenemos que entender que los billetazos de Tigres para armar su plantilla no van en detrimento del nivel del futbol mexicano, porque ni a éste le interesa cuidarlo. Redondear el plantel, y cuidar el protagonismo del club obedece al compromiso de mantenerse en los primeros puestos de la liga, y retribuirle a su afición la inversión que año con año hacen llenando el Volcán.

Si hacemos memoria, solamente un futbolista mexicano repatriado por Tigres fue referente del Tri: hablamos de Carlos Salcido, quien ya no era un chavito cuando decidió recalar en Nuevo León tras culminar un lustro en Europa con saldo positivo. Otro caso es Javier Aquino, quien con 25 años regresó a México para buscar la continuidad que no tenía en Europa, lo cual es muy válido, cabe recordar que el futbolista vive de jugar. ¿El resultado? Ambos campeonaron con Tigres.

De Omar Bravo y Francisco Fonseca, poco y nada es lo mismo tras Alemania 2006. Tigres no está matando al futbol mexicano como lo quieren hacer ver, el futbolista se mata solo cuando no responde en los ámbitos donde debe demostrar su capacidad.

El caso de Salcedo sorprende porque con 25 años se piensa que el jugador aún debe crecer en Europa, en realidad más allá del roce internacional, que suma mucho en cuanto a la experiencia que se adquiere, lo que más pierde el ‘Titán’ es el mecanismo de trabajo que manejan los equipos alemanes, y la formación integral que en México no tenemos, pero el futbolista es responsable de sus propias decisiones, y si a él no le interesa es válido que vaya a donde cree que tendrá lo que busca, probablemente nosotros tenemos falsas expectativas por la ilusión que nos genera la palabra ‘trascender’, y porque esperábamos que fuera el, mal llamado, ‘nuevo Rafael Márquez’, pero esas etiquetas las ponemos los medios y los aficionados, y lo único que generan son justificaciones, y potenciales rostros en forma de culpables de los fracasos, y Tigres no lo es.

@Mafersar

NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Suscribirme >
OPINIÓN
SÍGUENOS
    /ESTADIODIARIO
    @ESTADIODXTS
RECOMENDADO
En el área chica
Desde mi palco
En el área chica
Desde mi palco