Domingo 25 de octubre 2020

Final de Copa MX huele a tragedia

Final de Copa MX huele a tragedia Foto: Mexsport

Monterrey y Cruz Azul disputarán el título

Inevitable pensar en los fantasmas de Rayados y Cruz Azul, y más, teniendo en cuenta que la final se llevará a cabo en uno de los inmuebles que ha vivido el silencio de la derrota como ninguno otro en el futbol mexicano.

Este miércoles en el Estadio BBVA se escribirá un capítulo que dará material para los adictos a los memes, y esto no necesariamente es malo, al contrario, la Copa MX necesita ese golpe mediático y viral, y qué mejor que esta final con dos de los equipos que más dolor han provocado a su afición en el último lustro.

El estigma de las finales es un tema a resolver para estas dos instituciones. Grandes planteles, jugadores talentosos, entrenadores capaces, aficiones entregadas e inversiones millonarias han sumado al proyecto de ‘campeón’, sin embargo, Rayados y Celestes podrían escribir memorias de lo que significa dejar ir un campeonato en los minutos finales, pues saben lo que es soltar los trofeos con pie y medio arriba del estrado que distingue a los mejores equipos de los buenos equipos.

Cruz Azul vuelve a una final de Copa MX cinco años después de haberse coronado ante Atlante, y perdido contra América la final liguera del Clausura 2013. ¿Qué ha pasado en 5 años? ¿Cómo evolucionó Cruz Azul después de esa derrota? Probablemente Cruz Azul no se transformó hasta este torneo con la llegada de Peláez, estos cinco años ha vivido hundido en el fango, y en la miseria, de no conocer lo que es una liguilla exitosa; eliminaciones increíbles, y fracasos tras fracasos forman parte del calvario que es irle a La Máquina.

Del otro lado, Rayados representa un proyecto de inversión económica sin reservas, después de haber ganado todo en la era Vucetich, el club se enfrentó a la reconstrucción del plantel, y si bien no ha conseguido el mismo éxito, lo cierto es que sigue siendo un equipo protagonista, aunque alcanzado por la tragedia; el estreno del BBVA Bancomer le ha traído más amargura que alegría luego de perder la final ante Pachuca en 2016, y el título liguero que se definió con el clásico regio que distinguió a Tigres como el mandamás de Nuevo León, tanto en la rama femenil como en la varonil.

Rayados y Cruz Azul llegan a esta final ‘empatados’, ambos han perdido 5 finales en los últimos 20 años, por lo que esta final no es una más, suena a cliché pero es la oportunidad perfecta para que alguno de los dos rompa estigmas del pasado, o se hunda todavía más en la espiral del fracaso y la desolación.

@Mafersar

NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Recomendado