cloudfront.net
Menu
Secciones
logoMenu
    Suscríbete  >
icono Google Plus
icono Twitter
icono Facebook
icono Búsqueda icono Cancelar
icono Búsqueda
icono Cancelar
 
Logo Estadio
Cancelar
¡Bienvenido!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe noticias, datos estadísticos y promociones exclusivas para suscriptores
* Campos requeridos
Capital Menú
Logo Estadio
capitalDigital
capitalPrensa
capitalRadio
capitalTv
Desde mi palco

NADAL vs NADAL

Ver más notas
NADAL vs NADAL Cuando Rafael Nadal entré a la cancha este Domingo a disputar la Gran Final del Abierto de Australia, primer Grand Slam del 2019, lo hará con la firme convicción y motivación de ganar ese partido como lo ha hecho siempre a lo largo de su larga y exitosa carrera en cada juego que ha disputado, mucho más allá de récords y marcas, cierto, le daría un Grand Slam más, su segundo en Australia, sumaría más puntos para recortar la brecha que lo separa hoy que es el “dos” del “Uno” del Mundo Novak Djokovic, no menos importante el cheque de aproximadamente 2 millones de dólares que engrosaría su poderosa cuenta bancaria, temas todos ellos de gran relevancia, solo que lo más importante para el más Grande Deportista en la Historia de España es seguir poniéndose retos y metas, superar escollos, lesiones y dificultades, reinventarse una vez más y principalmente mantener sus decisiones y el destino de su carrera en sus propias manos ignorando absolutamente opiniones, sugerencias y hasta predicciones de aquellos que se dicen expertos y que cada temporada vaticinan sin pudor que esta si es la temporada de declive de Rafa tal como lo han hecho en cada lesión, en cada retiro obligado para recuperarse y retomar forma para regresar a las canchas con un renovado espíritu guerrero y también renovado estilo de juego que se va acomodando a sus circunstancias del momento a medida que los años pasan. SU NUEVO SAQUE. Este “Australian Open” Rafa Nadal nos ha sorprendido con el dominio de un nuevo estilo de servicio trabajado por horas, días y semanas intensas con su entrenador actual, el “ex top ten” Carlos Moyá, el nuevo saque de Rafa es un recurso que permite que la bola impacte con más velocidad sobre la cancha, si se siente cómodo o no solo ellos lo saben, el resultado es “esa” pequeña gran diferencia que sumada a su estilo personal de golpear la pelota con gran fuerza al disputar los puntos le arroja dividendos positivos, quien lo dude solo debe ver, diría yo disfrutar la gran Final del “Australian Open” este Domingo, si gana o pierde será cosa del juego y del rival, lo único cierto, el dato duro es que Rafa Nadal no está de regreso en estos últimos dos años en que después de una larga ausencia retomó su tenis, o de los últimos meses del 2018 en que dejó los Torneos para recuperarse de las lesiones que le persiguen, es que, Rafa simplemente nunca se ha ido, solo se ha reinventado una y otra vez al igual que Novak Djokovic y Roger Federer, los mandones de los últimos 15 años, aquí está Rafa disputando una Final más en el sitio que le pertenece, allá en la cima del Tenis Mundial.. así de fácil…Rafa Nadal nos ha sorprendido con el dominio de un nuevo estilo de servicio trabajado por horas, días y semanas intensas con su entrenador actual

Rafa Nadal nos ha sorprendido con el dominio de un nuevo estilo de servicio trabajado por horas, días y semanas intensas con su entrenador actual

Cuando Rafael Nadal entré a la cancha este Domingo a disputar la Gran Final del Abierto de Australia, primer Grand Slam del 2019, lo hará con la firme convicción y motivación de ganar ese partido como lo ha hecho siempre a lo largo de su larga y exitosa carrera en cada juego que ha disputado, mucho más allá de récords y marcas, cierto, le daría un Grand Slam más, su segundo en Australia, sumaría más puntos para recortar la brecha que lo separa hoy que es el “dos” del “Uno” del Mundo Novak Djokovic, no menos importante el cheque de aproximadamente 2 millones de dólares que engrosaría su poderosa cuenta bancaria, temas todos ellos de gran relevancia, solo que lo más importante para el más Grande Deportista en la Historia de España es seguir poniéndose retos y metas, superar escollos, lesiones y dificultades, reinventarse una vez más y principalmente mantener sus decisiones y el destino de su carrera en sus propias manos ignorando absolutamente opiniones, sugerencias y hasta predicciones de aquellos que se dicen expertos y que cada temporada vaticinan sin pudor que esta si es la temporada de declive de Rafa tal como lo han hecho en cada lesión, en cada retiro obligado para recuperarse y retomar forma para regresar a las canchas con un renovado espíritu guerrero y también renovado estilo de juego que se va acomodando a sus circunstancias del momento a medida que los años pasan.

SU NUEVO SAQUE.
Este “Australian Open” Rafa Nadal nos ha sorprendido con el dominio de un nuevo estilo de servicio trabajado por horas, días y semanas intensas con su entrenador actual, el “ex top ten” Carlos Moyá, el nuevo saque de Rafa es un recurso que permite que la bola impacte con más velocidad sobre la cancha, si se siente cómodo o no solo ellos lo saben, el resultado es “esa” pequeña gran diferencia que sumada a su estilo personal de golpear la pelota con gran fuerza al disputar los puntos le arroja dividendos positivos, quien lo dude solo debe ver, diría yo disfrutar la gran Final del “Australian Open” este Domingo, si gana o pierde será cosa del juego y del rival, lo único cierto, el dato duro es que Rafa Nadal no está de regreso en estos últimos dos años en que después de una larga ausencia retomó su tenis, o de los últimos meses del 2018 en que dejó los Torneos para recuperarse de las lesiones que le persiguen, es que, Rafa simplemente nunca se ha ido, solo se ha reinventado una y otra vez al igual que Novak Djokovic y Roger Federer, los mandones de los últimos 15 años, aquí está Rafa disputando una Final más en el sitio que le pertenece, allá en la cima del Tenis Mundial.. así de fácil…

NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Suscribirme >
OPINIÓN
SÍGUENOS
    /ESTADIODIARIO
    @ESTADIODXTS
RECOMENDADO
En el área chica
Desde mi palco
En el área chica
Desde mi palco