Viernes 18 de octubre 2019

Punto y aparte

Punto y aparte AP

Patriots y Chiefs se consolidaron como las grandes potencias de la AFC

Ayer, Chiefs y Patriots demostraron lo que ya sospechábamos: en la Conferencia Americana (AFC) no hay quien les haga sombra.
El espectáculo en Foxborough fue un deleite para cualquier aficionado de la NFL. New England dominó en un inicio y hasta fue capaz de provocar algunos errores de Patrick Mahomes, quien lanzó dos intercepciones en la primera mitad, en la que Kansas debió conformarse con tres goles de campo (9-24).

Parecía que los Pats tendrían una segunda parte relativamente tranquila. Únicamente debían dedicarse a controlar el reloj y conseguir un touchdown más para encaminar la victoria.

Sin embargo, una vez más Mahomes dejó en claro que tiene carácter y mentalidad suficiente para pelear contra el que sea, así sean Tom Brady y sus Patriotas.
El joven mariscal, con un poco de ayuda de su defensa, puso 31 puntos en los dos últimos dos cuartos, lo que generó un final muy tenso. Con el marcador 40-40, Brady hizo lo suyo y condujo un ataque final para dejar la mesa puesta a Stephen Gostkowski, quien conectó el gol de campo ganador (40-43).

Más allá el resultado, ambos conjuntos se consolidaron como las grandes potencias de la AFC, sobre todo después de los colapsos de Cincinnati y Jacksonville.
Los Bengals dejaron escapar la victoria frente a Pittsburgh de una manera increíble, mientras que los Jaguars fueron borrados por los Cowboys, que jugaron un partido perfecto en defensa. En ataque, bastó con acarreos de Elliott y Prescott para resolver el compromiso con un escandaloso 7-40.

Jax y Cincy eran dos de los candidatos para dar pelea en postemporada. Y es probable que los veamos en las fases finales, pero como meros invitados.
Ahora, la única escuadra que guarda cierta esperanza de pelear por un lugar en la Final de la AFC son los LA Chargers, que cuentan con un Philip Rivers maduro encabezando una ofensiva interesante. El problema es que su defensa no es confiable.

Y tampoco es que Patriots y Chiefs presuman defensivas de élite; no obstante, sus ataques están varios escalones arriba del resto de la Conferencia, y no parece haber otro equipo que pueda seguirles el ritmo anotador, al menos no en la AFC.

Aquí es donde empezamos a ver cómo los contendientes se separan de los pretendientes. Y es muy probable que el partidazo que vimos ayer se repita a finales de enero, con la diferencia de que habrá un pase al Super Bowl en juego. Y, claro, que en lugar del Gillette Stadium podría jugarse en Arrowhead Stadium. Créanlo o no, eso marcará toda la diferencia del mundo.

@erickml_

NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Recomendado