Miércoles 23 de septiembre 2020

El futuro de Coutinho es un dolor de cabeza para el Barcelona

El futuro de Coutinho es un dolor de cabeza para el Barcelona

El futuro de Coutinho es un dolor de cabeza para la dirección deportiva del Barcelona. El Bayern Munich no ejecutará la opción de compra de 120 millones que firmó el pasado verano cuando se cerró la cesión. Ni el club alemán ni ningún otro pagará esa cantidad por un futbolista que no ha realizado una mala temporada, pero tampoco […]

El futuro de Coutinho es un dolor de cabeza para la dirección deportiva del Barcelona. El Bayern Munich no ejecutará la opción de compra de 120 millones que firmó el pasado verano cuando se cerró la cesión. Ni el club alemán ni ningún otro pagará esa cantidad por un futbolista que no ha realizado una mala temporada, pero tampoco ha sobresalido. Y menos en estos momentos en los que la crisis del coronavirus han provocado una importante crisis financiera en todos los clubes.

Hay varias opciones encima de la mesa. La ideal para el club sería una venta que en ningún caso sería inferior a los 80 millones, cantidad que queda por amortizar de su traspaso. Sin embargo, en este momento nadie pone ese dinero encima de la mesa. Confían en que algún club de la Premier, competencia en la que el brasileño disputó sus mejores partidos con el Liverpool, esté dispuesto a realizar ese desembolso. Sin embargo, el comprador de momento no da señales de vida.

Si no se produce la venta, el mejor escenario sería una cesión como la actual en el Bayern. Se ha barajado la posibilidad de que Coutinho regrese al Barcelona. De hecho, Quique Setién realizó unas declaraciones en las que vería con buenos ojos su vuelta. Incluso, ya tiene un plan pensado y es que recuperase un puesto en el centro del campo, posición donde mejor rinde. Con Ernesto Valverde jugaba de extremo y no acabó de hacerse con esa nueva demarcación para él.

El problema del regreso de Coutinho es económico porque le puede costar al Barcelona 50 millones de euros. Coutinho tiene una ficha que supera los 30 millones brutos por temporada. Pagar esa cantidad para el Barcelona es un auténtico problema. La masa salarial ya está por las nubes y con el descenso de los ingresos el ratio entre ambos conceptos ha subido de una manera muy peligrosa. Y la próxima temporada se avecinan mayores gastos con la millonaria renovación de Ter Stegen que ha pedido 18 millones netos al año. Sería un gasto difícil de asumir.

NEWSLETTER
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!
Recomendado