Estadio Deportes

Salud

Cuatro aceites saludables para cocinar

 

Aceite de oliva

Es considerado casi unánimemente el rey de los aceites. Es rico en ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, lo que beneficia a la aceleración del metabolismo y la circulación. Es rico en colesterol bueno. Siempre revisa que sea extra virgen.

Aceite de coco

Es un aceite muy rico en antioxidantes y sus moléculas son tan pequeñas, que es el más fácil de digerir. Mantiene sus propiedades a altas temperaturas.

Su uso estaba satanizado anteriormente, por ser rico en ácidos grasos saturados, pero estudios recientes indican que el hecho de tener este tipo de grasa no afecta en nada a la salud del corazón. De hecho, la beneficia.

Gracias a la ligereza de sus moléculas, acelera el metabolismo. Además, es rico en ácido fólico, calcio, magnesio y potasio. Ayuda a matar infecciones, ya sean virales o bacterianas.

Aceite de aguacate

Este aceite mantiene todos los beneficios del aguacate. Es uno de los aceites vegetales con aroma y sabor más neutro, por lo que no afecta a los alimentos que cocinas.

Aguanta mayor temperatura que el de oliva, por lo que es más práctico. Rico en minerales, grasas sanas, ayuda a la piel y el cabello, tal como el fruto completo y previene el estreñimiento. Su consumo también combate el acné.

Aceite de girasol

Es rico en Vitamina E, que actúa como antioxidante, al ayudar a proteger las células contra los daños causados por los radicales libres. Los radicales libres son compuestos que se forman cuando el cuerpo convierte los alimentos que consumimos en energía.

Por lo demás es casi idéntico al aceite de oliva, la otra diferencia es que aguanta temperaturas más altas a la hora de estar en el sartén, por lo que necesita más calor para quemarse.

Notas relacionadas: Cuatro carbohidratos mejores que el arroz y la pasta

Vive como The Rock y cumple tu sueño con su app

Aprende a detectar la meningitis

Siete beneficios saludables de tomar vino

Síguenos en Twitter: @EstadioDiario

 

Salir de la versión móvil