Modric guía al Real Madrid a un dramático triunfo ante el Sevilla

Jugadores de Real Madrid celebran un gol
Jugadores de Real Madrid celebran un gol | EFE 

El cuadro 'Merengue logró un triunfo que lo mantiene en la cima de la tabla por encima del Barcelona y el Girona.

EFE

El croata Luka Modric, la semana que se habló de su futuro, de las distintas opciones que se pueden barajar, desatascó al Real Madrid y le dio la victoria ante el Sevilla 1-0. Un triunfo que le permite resistir la presión impuesta por la goleada del Barcelona el sábado ante el Getafe y mantener la distancia sobre el cuadro azulgrana y el Girona, que cerrará la vigésima sexta jornada este lunes en Montilivi contra el Rayo Vallecano.

En la vuelta de Sergio Ramos al Santiago Bernabéu, por primera vez desde que dejó hace cuatro años el Real Madrid, chocaba una y otra vez el cuadro de Carlo Ancelotti ante el entramado organizado por Quique Sánchez Flores. Sin ideas, de forma atropellada, hasta torpe, hasta que apareció el veterano pero inacabable talento de Modric, que había saltado al césped a los 75 minutos, para, con un potente y colocado disparo, acabar con la resistencia del Sevilla.

El partido se encaminaba al final de forma frustrante para el cuadro blanco, que veía que se le podían escapar dos puntos con el consiguiente acercamiento del Barcelona y el posible del Girona, pero esa acción, como otra previa y providencial del meta ucraniano Andriy Lunin a disparo de Isaac Romero al 52’, decantaron el choque y mantuvieron el calvario sevillista en el Santiago Bernabéu, donde no gana desde diciembre de 2008 y suele salir derrotado.

Modric celebra el gol con el que le dio la victoria al Real Madrid | EFE

El planteamiento de Quique Sánchez Flores se le atragantó a Vinicius, Rodrygo, Brahim y compañía salvo en ocasiones puntuales, como en un gol tempranero de Lucas Vázquez que anuló el colegiado tras revisar la acción en el VAR.

Aparte de la opción de Isaac, el marroquí Youssef En-Nesyri tuvo otra al principio y la erró con un tiro desviado. Fueron las naves que quemó el Sevilla en ataque, pero parecía que atrás todo lo tenía controlado hasta que apareció Modric, que esta campaña, a sus 38 años, ha perdido la vitola de titular. En cambio, demostró que aún su fútbol y su clase está más que vigente.

El Sevilla reclamó fuera de juego previo del alemán Antonio Rudiger, pero el VAR no se lo indicó al colegiado accidental, el asturiano Carlos Fernández Buergo, quien tuvo que reemplazar mediado el segundo periodo al árbitro principal, Isidro Díaz de Mera Escuderos, lesionado en el gemelo derecho.

La victoria es un notable alivio para el Real Madrid, que tras empatar en Vallecas ante el Rayo la pasada jornada no podía permitirse un nuevo tropiezo. Con el 1-0 su ventaja sobre el Barcelona sigue siendo de ocho puntos y de momento de nueve sobre el Girona.


Newsletter
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LAS ULTIMAS NOTICIAS!