Estadio Deportes

Opinión

Tampa, una de las posibles sorpresas

Foto: AP

Muy lejos han quedado los recuerdos de la victoria en el Super Bowl XXXVII ante los Raiders, pero los Tampa Bay Buccaneers están listos para pelear contra los mejores equipos de la Conferencia Nacional la próxima temporada.

El año pasado los Bucs finalizaron con marca de 9-7, su primera temporada ganadora desde 2010, pero no fue suficiente para terminar una sequía de nueve años sin llegar a los playoffs. Desde que ganaron el Trofeo Lombardi en 2002, el equipo solo ha tenido dos juegos de postemporada.

La buena actuación del año pasado ha generado en sus aficionados altas expectativas para esta temporada y esperan que puedan romper su mala racha. Su calendario es el 14 más complicado,  mucho más sencillo que el año pasado.

Además de un calendario relativamente cómodo, podríamos estar viendo la mejor ofensiva en la historia de los Buccaneers, la cual estará encabezada por el joven quarterback Jameis Winston, quien estará en su tercer año en la NFL.

El ex jugador de Florida State ha lanzado 8,132 yardas, 50 touchdowns y 33 intercepciones en dos años y para esta campaña tendrá muchas armas para mejorar esas estadísticas.

Una de ellas será el receptor DeSean Jackson, quien a sus 30 años se mantiene como uno de los jugadores más rápidos y explosivos en la liga. Jackson ha superado las mil yardas en tres de los últimos cuatro años y podría ser el arma secreta de Winston para los pases de larga distancia.

El ex jugador de Eagles y Redskins estará acompañado por Mike Evans, quien en sus tres años en la NFL ha superado las mil yardas, además de tener 27 recepciones para anotación, y por el joven Adam Humphries.

Seleccionaron al ala cerrada O.J. Howard, quien era considerado el mejor en su posición en el pasado Draft. Fue un jugador clave para que Alabama ganara el titulo colegial en 2016 y el de la SEC en tres años consecutivos. También será de gran ayuda para el juego terrestre.

Los corredores Jacquizz Rodgers y Doug Martin se combinaron en 2016 para 981 yardas y cinco touchdowns. Ambos necesitan mejorar para quitarle presión a Winston y mantener preocupadas a la defensivas contrarias con sus acarreos.

Pensar en nueve o 10 victorias no sería ninguna sorpresa para este equipo- Esto quizá no sea suficiente para llevarse el título de la División Sur de la NFC, pero sí para estar de vuelta en los playoffs.

 

Espero sus comentarios en Twitter: @VenturaRic

Salir de la versión móvil